Tuesday, May 18, 2010

España, Crisis y Productividad

Me he encontrado con un magnífico estudio de Rafael Doménech llamado “La Evolución de la Productividad en España y el Capital Humano” donde se analizan los factores principales del crecimiento en España en los últimos 45 años desde una perspectiva comparada. Me han resultado especialmente esclarecedores un par de gráficos en los que se representa la descomposición de la tasa de crecimiento del PIB per cápita en España y EEUU:


(pinchar en los gráficos para ampliar)

Lo primero es definir una serie de conceptos para poder entender correctamente los gráficos:
  • PIB: Producto Interior Bruto. Medida más habitual de la “riqueza” de un país generada en un año.
  • H: Total de horas trabajadas por todos los trabajadores en el país.
  • Ld: Trabajo demandado: Número de personas con trabajo en el país.
  • Ls: Oferta de trabajo: Número de personas con trabajo o que están buscando trabajo en el país. Es decir, es la población activa o fuerza laboral.
  • L(15-64): Número de personas cuya edad está entre 15 y 64 años. Es decir, población en edad de trabajar en el país.
  • L: Población del país.
Y ahora veamos que significa cada cociente:
  • PIB/L: PIB per capita. Cantidad de la “riqueza” del país generada en el año que correspondería a cada ciudadano si se repartiese toda por igual. Tiene mayor interes que el PIB ya que al fin y al cabo lo que nos interesa es el crecimiento en la riqueza de los individuos.
  • PIB/H: PIB por hora trabajada. Medida de la productividad del trabajo.
  • H/Ld: Número de horas trabajadas por cada trabajador, en media.
  • Ld/Ls: Tasa de empleo: Ratio entre número de trabajadores ocupados y la población activa. Equivalente a (1 – tasa de paro).
  • Ls/L(14-64): Tasa de actividad: Proporción de individuos que quieren trabajar (población activa) de la población en edad de trabajar.
  • L(14-64)/L: Cociente entre la población en edad de trabajar y la población total.
Pasemos a comentar los gráficos. Es importante señalar que los gráficos contienen datos hasta 2007, por lo tanto son datos anteriores a la crisis que estamos actualmente viviendo.

La línea gris en cada gráfico indica la evolución de la tasa de crecimiento de PIB per capita en cada año. Así por ejemplo ésta creció un 4% en 1972, menos del 1% en 1981 y aproximadamente el 2,5% desde 1995.

Cada una de las barras indica cuanto contribuyen a ese crecimiento la productividad (PIB/H), las horas por trabajador ocupado (H/Ld), la tasa de empleo (Ld/Ls), la tasa de actividad (Ls/L(14-64)) y la tasa de población en edad de trabajar (L(14-64)/L). Es decir, la tasa de crecimiento del PIB per capita un año dado es la suma de todas las contribuciones a ese crecimiento, es decir, la suma de todas las barras.

El gráfico para España refleja muy bien los tremendos cambios a los que se ha visto sometido el país. Se observa como en los años de la transición el crecimiento cae pero no debido a una disminución de la productividad, sino a una disminución de las horas trabajadas, aumento del desempleo y disminución de la población activa. El crecimiento per capita no alcanza a la productividad hasta 1987.

Pero el periodo que más me llama la atención es el que se inicia en 1995. En el podemos ver como las altas tasas de crecimiento, del 2,5%, están sustentadas principalmente por el aumento de la población activa, debido a la inmigración y a la incorporación de la mujer en el mercado laboral, y por el descenso del paro. Sin embargo, el aumento en la productividad en ese periodo fue muy baja.

Si tenemos en cuenta que ni la población activa ni la tasa de empleo pueden crecer indefinidamente (como son una proporción, su tope es 1), se hace evidente que este patrón de crecimiento no se iba a poder mantener si el aumento de la productividad se mantenía en esos números.

De ahí que se haya insistido tanto en los últimos años desde tantos organismos, sectores e instituciones en que España tenía que mejorar su productividad. Ahora bien, no nos hagamos trampa. ¿Qué significa aumentar la productividad?

Un aumento en la productividad sería un aumento en el PIB por hora trabajada. Un error común sería pensar que lo que ocurre es que los Españoles no se esfuerzan lo suficiente en su trabajo. Esto sería un error, ya que la productividad se ve afectada por muchos otros factores, no únicamente por lo eficientes que sean los trabajadores en el trabajo.

La productividad se ve afectada principalmente por la eficiencia y la competitividad. Un aumento en la eficiencia de los procesos de producción de bienes y servicios aumentan la productividad. Estos aumentos pueden venir por el uso de una nueva tecnología o innovación, por una mejora en la gestión, o por un mayor esfuerzo de sus trabajadores. Naturalmente los mayores aumentos en la eficiencia son los causados por la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Por otro lado también se ha de ser más competitivo. Cuanto más competitivo se sea, más cuota de mercado se obtendrá y por tanto mayor será el aumento del PIB. Se puede ser más competitivo de varias maneras: aumentando la productividad, desarrollando productos innovadores o reduciendo los costes.

Una manera de aumentar la competitividad es la reducción de los costes salariales. Un efecto secundario podría ser un aumento en la productividad si el aumento de las ventas por la reducción de los precios es mayor que la perdida del consumo fruto de la disminución del poder adquisitivo de los trabajadores. Un efecto parecido se obtenía devaluando la moneda, pero ahora que estamos en el Euro no contamos con esta herramienta.

En definitiva, el gráfico deja claro que tenemos que cambiar de modelo de crecimiento y tratar de alcanzar un patrón de crecimiento de productividad estable más parecido al que se observa en EEUU.

Ahora bien, no olvidemos que alcanzar ese nuevo modelo es responsabilidad de todos. Ni el gobierno ni las instituciones tienen en su mano la varita mágica que de un día para otro cambie el modelo productivo. Será el espíritu emprendedor de ciertos individuos el que consiga crear el Google español, la empresa de energía renovables del fututo y muchas otras compañías que finalmente funcionen como nuevo motor de la economía española. Hasta entonces, estaremos abonados a recortes varios, sacrificios y ajustes de cinturón.

18 comments:

Abel Almazán said...

Muy interesante la interpretación de las gráficas.

Lo que es impactante es el cambio brusco en el periodo de transición.
Estaría bien ver qué fue lo que llevo a ese cambio tan brusco. Hablando desde la ignorancia, pudo ser por la aparición de los sindicatos? la mejora del estado de bienestar?

Pedro Ferrera Bertran said...
This comment has been removed by the author.
Pedro Ferrera Bertran said...
This comment has been removed by the author.
Pedro Ferrera Bertran said...

Muy buen artículo, muy interesante.

Iván, ¿Qué papel crees que tiene la motivación en todo ésto? Teniendo en cuenta que en España se habla mucho de la "cultura del pelotazo", del "saber vivir", de "cómo se lo curra el que no trabaja"...

El trabajo es una lacra para la mayor parte de la sociedad y ésto creo que es en parte debido a:

1) Modelo laboral deficiente. Ausencia de jornadas intensivas, parciales, etc que de verdad concilien el trabajo con la vida personal.

Es maś, me atrevo a decir que al no estar acostumbrados a eso, nos metemos en un círculo vicioso en el cual ya ni siquiera sabemos en qué invertiríamos el tiempo libre - si lo tuviéramos - Lo que lleva a maś horas perdidas en la oficina y por lo tanto menos productividad por hora trabajada.

(Otro día podemos hablar también de la adicción al trabajo, que va un poco en esa línea.)

2) Educación deficiente que no "crea" suficientes individuos interesados en la ciencia, lo innovador, la vanguardia, la cultura. Como siempre y aunque suene a tópico, la educación es el pilar de una sociedad, y si ésta no funciona, nadie va a invertir en I+D en el futuro.

El I+D lo hacen los emprendedores, que son individuos preparados y motivados que no ven el trabajo como una lacra.

Iván de Prado said...

Me alegro que os parezca interesante. Voy a contestar primero a Abel, luego contesto a Pere.

Los bruscos cambios entre 1975 y 1985 coinciden con una crisis economíca muy seria, fruto principalmente por el aumento brutal de los precios del petroleo http://www.fintrend.com/ftf/images/charts/Oil_inflation_20050404.gif y de los desiquilibrios que acumulaba la economía española.

También es verdad que esa fase coincide con los cambios de la transición, incluyendo la aparición de los sindicatos modernos y muchos cambios legislativos.

En definitiva, no tengo una respuesta clara, pero creo que el factor más relevante para explicar lo brusco de los cambios es la crisis del petroleo.

Iván de Prado said...

Con respecto a lo dicho por Pere, vamos por pasos.

Voy a comenzar por el punto en el que indica que hay que mejorar la educación. Acaba de dar con la clave. Prácticamente el crecimiento economíco a largo plazo se explica por lo que se llama "inversión en capital humano", que no es más que educación. Hay varios modelos que llevan a esta conclusión, puedes ver algunos aquí: http://www.eumed.net/eve/resum/06-02/rlc.htm. No entiendo ni la mitad (son matemáticamente muy chungos), pero la conclusión principal es la siguiente: el crecimiento economíco a largo plazo es causa de la mejora tecnológica y a su vez, la mejora tecnológica es causa de la acumulación de capital humano (educación).

Esto es muy bonito, pero tiene un problema: Las generaciones que se están educando hoy, formarán parte importante del crecimiento económico dentro de 10 o 20 años. O dicho de otro modo, las generaciones que tienen la responsabilidad sobre el crecimiento económico actual, se formaron hace 10, 20 y 30 años antes.

Así pues, las mejoras del sistema educativo son muy importantes, pero sus efectos se verán en decadas.

Por lo tanto a día de hoy hay que conformarse con los que somos. Hablemos ahora del mito de que en españa vivimos en la "cultura del pelotazo" y del "saber vivir". Un resumen de esta teoría que esta en la mente de mucha gente podría ser que gran parte de los males de nuestra economía provienen de que los trabajadores son una vagos.

No estoy de acuerdo en absoluto. Lo primero es que el trabajador español trabajá en medía más horas que la medía europea (http://www.aprendemas.com/Reportajes/P2.asp?Reportaje=822). Lo segundo y más importante es que la productividad del país no depende tanto de que ciertos trabajadores se esfuercen más o menos. Los verdaderos cambios cualitativos en productividad se producen por la innovaciones, la introducción de nuevas tecnologías y la creatividad.

Es decir, la productividad del país esta en manos de los investigadores, ingenieros y empredendores capaces de hacer frente a la competencia internacional.

Dicho esto no descarto que como tu dices, haya una baja moral entre los trabajadores fruto de las "flexirigideces" del actual mercado laboral. Por un lado están los que tienen baja moral porque tienen contratos laborales precarios que pueden acabar en cualquier momento. Por otro lado los que tienen un contrato con muy alto coste de despido que les incentiva a no plantearse un cambio de trabajo aun cuando pueda suponer una mejora, ya irse de su trabajo es visto como una perdida de la gran indemnización por despido. Y también tenemos los que están contentos con su trabajo, pero la rigidez de la jornada laboral y de las condiciones de trabajo impiden la conciliación de su trabajo con su vida familiar o de ocio, lo cual les frusta.

El parrafo anterior suguiere que se debería reformar el mercado laboral, reduciendo flexibilidades en algún sitio, introduciendo rigideces en otros, posibilitando la flexibilidad de las jornadas laborales y reduciendo los incentivos perversos.

Por ultimo, comentar por curiosidad que hay un modelo muy interesante llamado "Salarios de Eficiencia" http://es.wikipedia.org/wiki/Salarios_de_eficiencia, que a grandes rasgos dice que hay una parte del paro que se explica porque a los trabajadores hay que pagarles más para que estén motivados y se esfuercen, lo que implica que necesariamente haya cierta cantidad de gente en paro. Igual otro día hago un post hablando de esto.

Xmariachi said...

Un interesante artículo. Al hilo, se puede comentar que el estado sí puede influir (caso Finlandia, o India por otro lado).

Coincido con Pere: lo importante(y más allá de la economía) es la educación.

La educación es un tema de largo plazo. El actual sistema es cortoplacista: las decisiones tienden a tomarse para un plazo máximo de cuatro años: todo lo que excede ese intervalo de tiempo, no es de interés para el político.

Esto me lleva a pensar en quién toma decisiones a largo plazo en estas sociedades. Si no es el estado(interés general), lo es el interés particular. Quien tiene interés, y poder para llevarlo a cabo, son las entidades financieras y grandes empresas. Para contrarrestar este poder, se supone que sindicatos y partidos políticos funcionan como asociaciones "unipersonales" que agrupan el sentir de los ciudadanos en una sola voz - pero volviendo al principio, están tendiendo a ser organizaciones cortoplacistas, y que al haber creado un clima de hastío e indiferencia entre sus representados, carecen de sentido; esto es aprovechado precisamente por las comentadas grandes entidades con ánimo de lucro para realmente ejercer su poder sin oposición.

Oye, te dejo aquí una pregunta: qué opinas acerca de este artículo?

Lo que no se dice de la crisis?

Iván de Prado said...

El otro día un colega también me pregunto por el mismo articulo. Lo que le conteste fue lo siguiente:

Más o menos lo que Navarro dice es lo siguiente:

"El mayor problema hoy en la UE no es el elevado déficit o deuda (como dice la banca), sino el escaso crecimiento económico y el aumento del desempleo"

No creo que sea una conclusión correcta, ya que vivimos una crisis en la que se acumulan los problemas. Hace 1 mes el mayor problema era el crecimiento económico y el aumento del desempleo... Pero a día de hoy el mayor problema es "la falta de financiación". El problema no es en sí el alto déficit público, ya que no es tan alto para España (20 puntos por debajo de la media de la UE). El problema es que se secó el mercado de financiación de la deuda pública.

Dicho de otro modo, por lo que sea, "los mercados" se volvieron locos presa del pánico y dejaron de prestar dinero a Grecia, y luego a España y Portugal.

Y claro, imaginate el panorama. Malo es tener el 20% de paro... Pero peor es que el estado vaya a la bancarrota y no pueda ni pagar las pensiones ni las prestaciones por desempleo ni los salarios de los funcionarios. Para evitar esta posibilidad de bancarrota de algunos estados de la UE que además hubiera acabado con el Euro, hay que reestablecer la financiación. Para eso no queda más remedio que reducir el déficit para tranquilizar a los mercados (es todo pura psicologia).

Y como es psicología, la mejor manera de demostrar a los mercados que realmente eres capaz de reducir el déficit es hacer algo que sea muy doloroso. Por eso se baja lo primero los salarios de los funcionarios. Es una señal muy fuerte a los mercados: "haremos lo que haga falta para bajar el déficit".

Pero no hay que olvidar como han ocurrido los hechos: una mercado financiero descontrolado provoca una megacrisis, que obliga a los estados a endeudarse para salvarlo, lo que hace aumentar el paro y finalmente obliga a los funcionarios y pensionistas y todos en general a pagar el desaguisado.

El verdadero problema que habrá que solucionar, pero para el largo plazo, es que hace falta una gobernanza global. Hay que controlar el sistema financiero a nivel internacional. Necesitamos un gobierno del mundo.

El articulo de Navarro parece más fruto de la impotencia que siente por la injusticia inherente en lo que esta ocurriendo que de una visión pragmatica de lo que hay que hacer.

FLM said...

Muy interesante artículo.

Es claro que la educación es el primero factor el la producción de riqueza en el largo plazo. Pero eso poco interesa los políticos que vean solo los efectos a corto plazo que van a garantizar sus reelecciones.
EE UU tienen un crecimiento de productividad estable desde 40 anos. Hay que mirar a la clasificación mundial de las universidades. Se puede criticar el sistema educativo de EE UU que genera desigualdad (eso seria otro tema) pero no se puede esconder que muchas de las que ocupen la primeras plazas son estadounidenses.

Lo que no me explico, y eso tal vez porque no entiendo bien los gráficos, es que la tasa de crecimiento del PIB per capita vuelve a aumentar desde 1982 cuando la del desempleo invierte su tendencia pero todavía se queda negativa por varios años mas. Quizá como Ivan lo sugiere, se puede explicar por la caída brusca del precio del petroleo desde este mismo año.

Iván de Prado said...

FLM ( en un perfecto castellano ;-) ) comenta que no entiende porque las tasas de crecimiento de desempleo siguen siendo positivas despues de 1982 cuando la tendencia de crecimiento comienza a aumentar. No puedo afirmar que conozca la respuesta, pero podría estar relacionada con la ley de Okun http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Okun . Esta ley dice que una economía no comienza a crear empleo hasta que no se alcanza cierta tasa de crecimiento del PIB. Dicho de otro modo, no basta con que haya un crecimiento positivo del PIB para que se cree empleo, sino que esta tasa de crecimiento tiene que superar cierto valor.

Viendo el gráfico, se podría decir que en el periodo 1975-1990 la tasa crecimiento per capita necesaria para empezar a crear empleo ronda el 3%.

Anonymous said...

Així que tens un costat seriós i Leioa anaves d'incògnita?

Xmariachi said...

no se lo digas a nadie,pero entonces,los gobiernos estan atados de pies y manos y quien gobierna son los bancos,correcto?

Iván de Prado said...

Yo no lo diría así. Más bien cada uno hace su papel, y ninguno tiene la sarten por el mango. Es una especie de equilibrio de poder.

Anonymous said...

Iván, haz algo, un 'Comment deleted' y desaparezco o búscame... Vas al TAC?
No sabes ni quien soy? :D Ya te vale!

Iván de Prado said...

Vaya comentario enigmático... Ni me imagino quien lo escribe, ni soy capaz de entender que me pide, ni se lo que es el TAC (¿Tomografía Axial Computarizada?).

Anónimo, manifiestate o si prefieres mantenerte en el anonimato mandame un mensaje al mail.

Anonymous said...

Dime tu mail y me desenmascaro. Aunque, de hecho, si ni sabes quien soy... Pero a cuantas desconocidas conociste en Leioa? Aaaaaix!

Iván de Prado said...
This comment has been removed by the author.
Xmariachi said...

Hombre, se me ocurre pensar cómo pueden los estados "detener" a los bancos.

Al primer toque, se me ocurre que la fuerza del estado es

1. Militar, que en la práctica siguen los intereses bancarios en muchos países desarrollados (como cuentan en Zeitgeist). Por otro lado, es posible crear fuerzas paramilitares para servir a intereses particulares. La mafia, la yakuza y otras lo vienen haciendo desde hace muuucho tiempo.

2. Legislación. Por ejemplo, un país puede aumentar la presión fiscal a los bancos, o incluso no pagar deuda por ley. Pero en ese caso, luego, ¿quién le presta dinero a ese país? Por lo cual, de no ser que esto ocurra a nivel global, no parece una posibilidad que lleve muy lejos.

3. Prevenir y ahorrar, y pedir poco dinero.
En cualquier caso, los impuestos del ciudadano van directos a pagar la deuda a los bancos, con lo cual a uno le da la sensación de que le toman el pelo.

Más o menos te vengo a contar lo que cuentan en Zeitgeist. Este modelo basado en la escasez da mucha cosica.

A ver si tenemos que salir a la calle con la pancarta "Fidel, tenías razón" :)